Educación financiera: Cuentas bancarias abandonadas

¿Sabías que si abandonas una cuenta de ahorro durante seis años ya no podrás recuperar tu dinero?

De acuerdo con el Artículo 61 de la Ley de Instituciones de Crédito, se considera que una cuenta ha sido abandonada cuando no se registra en ella ningún movimiento (como depósitos o retiros).

Artículo 61 del Título Tercero de las Operaciones, Capítulo II, de las Operaciones Pasivas en la Ley de Instituciones de Crédito

ARTICULO 61.- EL PRINCIPAL Y LOS INTERESES DE LOS INSTRUMENTOS DE CAPTACIÓN QUE NO TENGAN FECHA DE VENCIMIENTO, O BIEN, QUE TENIENDOLA SE RENUEVEN EN FORMA AUTOMÁTICA, ASÍ COMO LAS TRANSFERENCIAS O LAS INVERSIONES VENCIDAS Y NO RECLAMADAS, QUE EN EL TRANSCURSO DE TRES AÑOS NO HAYAN TENIDO MOVIMIENTO POR DEPÓSITOS O RETIROS Y, DESPUES DE QUE SE HAYA DADO AVISO POR ESCRITO, EN EL DOMICILIO DEL CLIENTE QUE CONSTE EN EL EXPEDIENTE RESPECTIVO, CON NOVENTA DÍAS DE ANTELACIÓN, DEBERÁN SER ABONADOS EN UNA CUENTA GLOBAL QUE LLEVARA CADA INSTITUCIÓN PARA ESOS EFECTOS. CON RESPECTO A LO ANTERIOR, NO SE CONSIDERARAN MOVIMIENTOS A LOS COBROS DE COMISIONES QUE REALICEN LAS INSTITUCIONES DE CREDITO.

LAS INSTITUCIONES NO PODRÁN COBRAR COMISIONES CUANDO LOS RECURSOS DE LOS INSTRUMENTOS BANCARIOS DE CAPTACIÓN SE ENCUENTREN EN LOS SUPUESTOS A QUE SE REFIERE ESTE ARTICULO A PARTIR DE SU INCLUSIÓN EN LA CUENTA GLOBAL. LOS RECURSOS APORTADOS A DICHA CUENTA UNICAMENTE GENERARAN UN INTERES MENSUAL EQUIVALENTE AL AUMENTO EN EL ÍNDICE NACIONAL DE PRECIOS AL CONSUMIDOR EN EL PERIODO RESPECTIVO.

CUANDO EL DEPOSITANTE O INVERSIONISTA SE PRESENTE PARA REALIZAR UN DEPOSITO O RETIRO, O RECLAMAR LA TRANSFERENCIA O INVERSIÓN, LA INSTITUCIÓN DEBERÁ RETIRAR DE LA CUENTA GLOBAL EL IMPORTE TOTAL, A EFECTO DE ABONARLO A LA CUENTA RESPECTIVA O ENTREGÁRSELO.

LOS DERECHOS DERIVADOS POR LOS DEPÓSITOS E INVERSIONES Y SUS INTERESES A QUE SE REFIERE ESTE ARTICULO, SIN MOVIMIENTO EN EL TRANSCURSO DE TRES AÑOS CONTADOS A PARTIR DE QUE ESTOS ULTIMOS SE DEPOSITEN EN LA CUENTA GLOBAL, CUYO IMPORTE NO EXCEDA POR CUENTA, AL EQUIVALENTE A TRESCIENTOS DÍAS DE SALARIO MÍNIMO GENERAL VIGENTE EN EL DISTRITO FEDERAL, PRESCRIBIRÁN EN FAVOR DEL PATRIMONIO DE LA BENEFICENCIA PUBLICA. LAS INSTITUCIONES ESTARÁN OBLIGADAS A ENTERAR LOS RECURSOS CORRESPONDIENTES A LA BENEFICENCIA PUBLICA DENTRO DE UN PLAZO MÁXIMO DE QUINCE DÍAS CONTADOS A PARTIR DEL 31 DE DICIEMBRE DEL AÑO EN QUE SE CUMPLA EL SUPUESTO PREVISTO EN ESTE PÁRRAFO.

LAS INSTITUCIONES ESTARÁN OBLIGADAS A NOTIFICAR A LA COMISIÓN NACIONAL BANCARIA Y DE VALORES SOBRE EL CUMPLIMIENTO DEL PRESENTE ARTICULO DENTRO DE LOS DOS PRIMEROS MESES DE CADA AÑO.

Para la mayoría de nosotros suena extraño esto de dejar dinero abandonado en el banco durante años, pero la situación podría ser más frecuente de lo que te imaginas. Según el Banco de México, de 85.6 millones de tarjetas de débito que existen en nuestro país, aproximadamente la mitad no registró actividad durante el último trimestre del año pasado.

Claro que es distinto no hacer movimientos bancarios en tres meses que no hacerlos en tres o seis años. Sin embargo, existen situaciones que propician que una cuenta quede abandonada.

Por ejemplo:

  • Las personas que fallecen súbitamente y que jamás revelaron a sus familiares la existencia de una cuenta bancaria.
  • Personas que se cambian de domicilio y olvidan notificar al banco, y por lo tanto no reciben sus estados de cuenta.
  • Los connacionales que se han ido a trabajar al extranjero.

La Comisión para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros destacó que las cuentas que están sujetas a esta legislación son aquellas relacionadas con las cuentas de cheques, ahorro e inversión.

Si pasa un período de tres años sin que hagas un depósito o un retiro de dinero, el banco enviará tus recursos a una cuenta global. Toma en cuenta que noventa (90) días (tres meses) antes de enviar tu dinero a la cuenta global, el banco deberá avisarte por escrito en tu domicilio, de allí la importancia de notificar al banco cada vez que te mudas de casa.

Una vez que el banco haya enviado tu dinero a una cuenta global, el banco no podrá cobrarte más comisiones y tu dinero solo generará un interés mensual equivalente al aumento en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) en el período respectivo.

Si en ese lapso te presentas en el banco, la institución deberá retirar el dinero de la cuenta global y regresártelo, ya sea restituyendo la cuenta original o entregándote la suma en efectivo.

Pero si los recursos siguen sin movimiento por otros 3 años, a partir de que se depositen en la cuenta global  y cuyo monto no exceda el equivalente a 300 días de salario mínimo, (17 mil pesos), estos pasan a la beneficencia pública. El dinero no puede mantenerse para siempre en la cuenta global, por lo que si no lo reclamas, éste se quedará ahí otros tres años y después será enviado a la “beneficencia pública”, junto con los intereses generados.

Una vez que los recursos pasen a la beneficencia pública, los derechos del ahorrador prescribirán y una vez en poder de la beneficencia, no podrán reclamar ni recuperar los recursos.

¿Qué pasa si dejé pagos domiciliados en esa cuenta?

Si tenía pagos domiciliados, éstos seguirán cobrándose de forma regular salvo que los fondos no alcancen para seguir cubriendo el adeudo. Esto puede ocurrir, por ejemplo, con créditos de nómina pendientes de liquidar o seguros cuyo pago estuviera domiciliado.

En el caso de seguro, la póliza pierde vigencia cuando la aseguradora registra la suspensión de pagos.

Pero en el caso del crédito, la institución buscará recuperar el dinero prestado y si usted, posteriormente, abriera otra cuenta en el mismo banco, éste podría realizar el cobro del adeudo de la nueva cuenta que registre fondos.

¿Qué es la beneficencia pública?

Es un órgano desconcentrado de la secretaría de salud cuya misión es generar y canalizar recursos a remediar carencias de salud o situaciones de pobreza en personas que no tienen seguridad social.

Recomendaciones para no perder su cuenta bancaria por abandono:

  • Cerciorarse que el banco tiene tu nombre de cuentahabiente, domicilios y nombres de los beneficiarios correctos.
  • Conserva, únicamente, las cuentas de banco que necesites para llevar a cabo tus actividades
  • Si tienes una cuenta de banco que no usas de manera cotidiana, efectúa algún depósito o retiro periódicamente (por mínimo que sea) para que se registre actividad o movimiento.
  • Revisa tu estado de cuenta y procura que tus beneficiarios estén enterados de la existencia de las cuentas, a fin de que puedan reclamarlas.

Fuente: Condusef / Periódico Razón / UNAM /Periódico Zócalo

Comentarios cerrados.