Cubanos en México

Sitio con noticias e información sobre cultura, espectáculos, deportes, economía, política y sociedad de y para la comunidad cubana en México y mexicanos o extranjeros interesados en Cuba.

Del amor entre una cubana y un mexicano, nace un auténtico restaurante mexicano en el Polo Norte

Cruz y Liliana Peñuelas afuera de Cruz’s Mexican Grill en Utqiagvik, Alaska.

Cruz’s Mexican Grill” es un restaurante con comida mexicana, establecido desde 2014 por una cubana y un mexicano, en el asentamiento más al norte de Estados Unidos.

Liliana Peñuelas, que nació en Cuba, y Cruz Peñuelas, que nació en México, son los propietarios del restaurante “Cruz’s Mexican Grill”, la primera taquería propiedad de latinos en Utqiaġvik, una pequeña ciudad, que una vez se conoció como Barrow, ubicada en Alaska, en el borde del Círculo Polar Ártico, según publicó Newsweek.

Liliana, nació en Cuba, y salió de la isla en 1966 hacia Puerto Rico. Se unió a una amiga que trabajaba en el único hospital de Utqiagvik, llegó en 1990 e hizo de este remoto lugar, su hogar.

Cruz, nació en Michoacán, México, y emigró a California, Estados Unidos en 1985, y años después a Alaska.

Cuando Liliana y Cruz, se conocieron en Utqiagvik, se enamoraron y soñaron con abrir un auténtico restaurante mexicano. Pero no era una decisión fácil porque en Utqiagvik, ya existía el restaurante “Pepe’s North of the Border”, que servía comida Tex-Mex a la comunidad desde 1978. No obstante, se decidieron.

Para abrir el restaurante en 2014, el matrimonio solicitó un permiso del consejo tribal, la Comunidad Inupiat de la ladera ártica. Dado que el asentamiento ha sido el hogar de indígenas durante más de 1.500 años.

Cruz’s Mexican Grill, ubicado en 3210 Brower St, Utqiagvik, Alaska 99723, Estados Unidos, ofrecería la auténtica gastronomía mexicana, especialmente los platos tradicionales del estado de Sinaloa, además de tacos, enchiladas, nachos, fajitas y tamales a los nativos. El espacio es compartido por la panadería dulcería “Liliana’s Fresh Bakes“, también propiedad del matrimonio.

Los precios de los alimentos en dicho restaurante son algo elevados, ya que los suministros deben enviarse por avión a un gran costo, hasta el norte de Alaska. Así, un plato de tres enchiladas verdes con arroz y frijoles cuesta 10 dólares. Mientras que tres tacos valen 25 dólares.

“Todos nuestros suministros provienen del exterior […] Trabajamos con una empresa local que trae carne y otros ingredientes. Además, cuando viajo a Anchorage o México, compro lo que necesito”, indicó Cruz.

“La pandemia ha dificultado aún más el reabastecimiento. El flete puede demorarse más de un mes, lo que significa que los alimentos pueden estropearse antes de llegar. Cruz paga precios elevados por los productos frescos en el supermercado local, pero es mejor que esperar el flete. ‘Especialmente en invierno, los productos llegaban congelados y no funcionaban’, le dijo Cruz a Newsweek.

“El mar de Beaufort comienza a congelarse a mediados de octubre y la taquería del fin del mundo permanece abierta. Cuando las temperaturas bajan a 50 grados bajo cero, Cruz se asocia con taxis locales para el servicio de entrega durante las 24 horas del día”.

Utqiagvik es la ciudad más grande del municipio North Slope de Alaska, y cuando no cuenta con el calor del Sol, las temperaturas se desploman a máximos promedio de -20 a -23 grados centígrados durante los meses de invierno.


Si te gustó esta noticia y quieres recibir, inmediatamente, otras noticias cuando se publiquen, suscríbete a D'cubanos en Telegram



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.