Cubanos en México

Sitio con noticias e información sobre cultura, espectáculos, deportes, economía, política y sociedad de y para la comunidad cubana en México y mexicanos o extranjeros interesados en Cuba.

Jazz fusionado con mambo con la Orquesta de Pérez Prado

25 junio, 2019

El Festival Internacional de Jazz de Verano 2019 llega a las principales plazas y sitios de interés de Querétaro, el cual se desarrollará del 25 al 30 de junio y tendrá como concierto inaugural a la Orquesta de Perez Prado y Rubén Albarrán en la Plaza Fundadores.

Hoy, en punto de las 20:00 horas, Plaza Fundadores se llenará del ritmo y alegría con la Orquesta de Pérez Prado marcando el arranque oficial del Festival Internacional Jazz de Verano 2019.

A 70 años de la fundación de la orquesta, los retos para la agrupación continúan, ahora de la mano de Israel Garnica, actual director, e hijo del bajista que acompañó al cubano a lo largo de 20 años, teniendo como misión preservar esta música para las nuevas generaciones.

En su carrera, el llamado “rey del mambo” retomó temas inspirados en el jazz, y tal como lo explica el Garnica, “el mambo está basado en el Big Band americano, fusionado con la música afrocubana, porque Pérez Prado quería fusionar la música americana con la cubana, pero los cubanos inmediatamente saltaron y lo tiraron de a loco”, detalla y recuerda que al llegar a México se encontró con que los músicos tocaban tal como él esperaba que sonara.

Por ello, a propósito de este festival, los temas que se escucharán en Plaza Fundadores serán Mambo a la Kenton, Arroyo de pájaro y Tequila, entre otros. Además habrá algunos solos de instrumentos, donde los integrantes podrá lucir su talento, tal como Antonio Vargas Rincón, quien pertenece a la agrupación desde que Pérez Prado vivía.

Otro de los momentos más disfrutables para el público será la intervención de Rubén Albarrán. “Va a ser la fiesta con él, de hecho se aprendió las coreografías de las Mambolets”, adelanta Garnica.

Recientemente la orquesta tuvo una participación en la cinta de Roma. “Nos habló directamente Alfonso Cuarón y dijo que quería que estuviéramos específicamente nosotros en una escena de la película; fue un privilegio trabajar con el señor”, relata el director y dice que hay varios planes para la agrupación, entre los cuales está crear una biopic, serie o documental que retrate sobre la vida y obra de Pérez Prado.

Fuente: Diario Querétaro


¿TE GUSTÓ ESTA NOTICIA?

Suscríbete a nuestra red social Telegram para que te mantengas informado de las noticias de Cuba en México y México en Cuba.


Un Comentario en “Jazz fusionado con mambo con la Orquesta de Pérez Prado

  1. Aclaración para el Sr. Garnica:

    1- “MAMBO”… ¡hasta es sonoro cuando se dice!, bueno de sus raíces viene, ya que su definición etimológica es de origen africano, que algunos traducen como “conversación con los dioses”. Este término se escuchó por primera vez en Cuba en el título de un Danzón (Baile nacional de Cuba) con una nueva modalidad musical, Orestes López y Cachao crearon el estilo que llevaba la síncopa y lo definieron como ritmo Lázara Cachao, en la edición número 8 de esta revista en la sección “En Profundidad” se documenta.

    Ellos, integrantes de la Orquesta Arcaño y sus Maravillas, con su ingenio crearon esta nueva forma de sincopar en el año 1938. El mambo estaba en medio de una ebullición creativa y fue en 1947 cuando Dámaso Pérez Prado, un gigante de la música cubana, junto al genio y figura Benny Moré, comenzaron a darlo a conocer fuera de la isla, en México se introdujeron en el mercado con sus Mambos cantados y sus apariciones en películas.

    En 1951 Pérez Prado triunfa con su tema: “Rico Mambo” y así lo llamaron “El Rey del Mambo”. Fuera de las tierras mexicanas Prado toma el mambo de Arcaño y le hace nuevas adaptaciones con el swing americano y lo convierte en el baile de los salones de New York de los años 50.

    Muchas fueron las orquestas que en circuito neoyorkino hicieron la fiebre de los bailadores y bailarines, que en espectáculos nocturnos y shows, hacían rápidas combinaciones de pasos, movimientos eróticos de las caderas, figuras creativas de gran espectacularidad características del Mambo como género bailable. De testigo: El Palladium, sala que dió acogida a aquellas noches de estrellas.
    2- Mambo. Danzón de nuevo ritmo con raíces africanas que surgió en Cuba en 1938, creado por el músico cubano Orestes López. Presenta entre sus características ritmo sincopado y la eliminación del cantante volviendo a la interpretación instrumental.

    A finales de los años 1940, un músico cubano llamado Dámaso Pérez Prado, fiel exponente de esta variante, incorpora nuevos elementos y se convierte en la primera persona en vender su música como mambo. Dámaso Pérez Prado y Benny Moré lo hicieron popular en la Ciudad de México, y luego en el resto del mundo a mediados de la década de 1950.

    Con el paso del tiempo, el mambo ha desarrollado tres ritmos diferentes: el mambo sencillo, el doble y el triple. Éste último dio paso al Chachachá que conocemos hoy en día.

    Dice esta información, que cita al Sr. Garnica:
    En su carrera, el llamado “rey del mambo” retomó temas inspirados en el jazz, y tal como lo explica el Garnica, “el mambo está basado en el Big Band americano, fusionado con la música afrocubana, porque Pérez Prado quería fusionar la música americana con la cubana, pero los cubanos inmediatamente saltaron y lo tiraron de a loco”, detalla y recuerda que al llegar a México se encontró con que los músicos tocaban tal como él esperaba que sonara.
    No hay ningún registro histórico de alguien en Cuba tildara de loco a Pérez Prado. El gran Pérez Prado, sencillamente llegó a México con un ritmo ya formado, como se explica arriba y los desarrolló aquí, sobre todo a partir de imponer una manera de bailarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.