Cubanos en México

Sitio con noticias e información sobre cultura, espectáculos, deportes, economía, política y sociedad de y para la comunidad cubana en México y mexicanos o extranjeros interesados en Cuba.

Migrantes LGBTQ pudieron ingresar a EEUU con ayuda de activistas, pero luego fueron regresados a México

6 septiembre, 2019

Por Adriana Cardona-Maguigad

Acompañados por activistas de inmigración del área de Chicago, el domingo, un grupo de seis migrantes LGBTQ pudieron cruzar la frontera de México a los Estados Unidos y esperar allí mientras se procesaban sus solicitudes de asilo. Pero, en menos de dos días, los migrantes fueron enviados de regreso a México, WBEZ se enteró.

Los seis migrantes LGBTQ, 4 de Cuba, 1 de Honduras y 1 de El Salvador, inicialmente pudieron cruzar el domingo con la ayuda de Mony Ruiz-Velasco, directora ejecutiva del Proyecto de Acción Suburbana PASO-West, quien se encontraba entre un grupo de 10 organizadores, abogados y expertos legales del área de Chicago que viajaron a Brownsville, Texas, durante el fin de semana del Día del Trabajo. Estaban allí para ayudar a los solicitantes de asilo que esperaban en Matamoros, al otro lado de la frontera en un campamento de migrantes.

Bajo una política de inmigración reciente, comúnmente conocida como “Permanecer en México“, los migrantes que buscan asilo en los Estados Unidos deben esperar en México hasta que sus casos puedan ser escuchados. Antes de que se adoptara la política, a los solicitantes de asilo se les permitía esperar en los EE. UU.

Sin embargo, Ruiz-Velasco, quien también es abogado de inmigración, dijo que los migrantes LGBTQ representan un caso único. Como no son seguros en México, Ruiz-Velasco dijo que pueden considerarse “poblaciones vulnerables” en virtud de este programa, y ​​por lo tanto, se les permite la entrada mientras se procesan sus casos.

Estos migrantes dicen que han recibido amenazas de muerte y que han sido víctimas de ataques homofóbicos.

Me temo que me matarán“, dijo Yidier, uno de los migrantes LGBTQ de Cuba. (WBEZ no está utilizando los apellidos de los migrantes para proteger sus identidades).

Según Yidier, fue acosado y amenazado mientras viajaba en el autobús en Matamoros, especialmente cuando otros hombres lo escucharon hablar y se dieron cuenta de que era homosexual. “No puedo fingir mi forma de hablar”, dijo.

Otros dos migrantes LGBTQ dicen que también han sido acosados ​​por algunos otros en el campamento. “Todos estamos en peligro aquí … entendemos eso … pero estamos en mayor riesgo”, dijo Mary, quien también es de Cuba.

La pareja de Mary, Dani, dijo que fue amenazada y atacada recientemente en el campamento de migrantes.

Yidier, Dani y Mary dijeron que huyeron de Cuba este verano para escapar del acoso y ataques físicos similares de personas que también son homofóbicas en sus países de origen. Regresar no es una opción para ninguno de ellos.

El domingo, Ruiz-Velasco acompañó a los seis migrantes y los otros activistas desde Matamoros hasta el puesto de control de inmigración de Estados Unidos. Mientras hablaba con los funcionarios del puerto, su equipo organizó un llamado a la acción y consiguió que otros defensores en Chicago y Brownsville llamaran a funcionarios de inmigración y miembros del Congreso, incluido el congresista de Texas Filemon Vela, quien representa el área.

Los oficiales del puerto en el puesto de control de inmigración de los EE. UU. Permitieron a los seis migrantes cruzar al territorio de los EE. UU. Bajo custodia de inmigración, algo que no hacen con otras familias, que a menudo abogan por que se les permita ingresar en el puesto de control, muchos de ellos con bebés y niños pequeños.

Pero el martes por la mañana, la delegación del área de Chicago que viajó a la frontera se enteró de que los seis migrantes habían sido enviados de regreso a Matamoros.

WBEZ hizo repetidas solicitudes de comentarios a los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS), sin respuesta. Sin embargo, según un documento interno emitido por el DHS, la agencia dictaminó que los solicitantes no tenían suficiente evidencia para probar la persecución o la tortura en México.

Ruiz-Velasco dijo que los seis migrantes ahora están tratando de encontrar un lugar seguro en Matamoros que no sea el campamento de migrantes.

Convencer a los funcionarios de inmigración para que permitan que estos inmigrantes LGBTQ pasen el punto de control de los EE. UU. y esperen en territorio estadounidense fue una posibilidad muy remota. Pero Ruiz-Velasco dijo que valía la pena intentarlo.

Llevar a los migrantes a través de la frontera el domingo, incluso temporalmente, fue una gran victoria para Ruiz-Velasco y su equipo. Sin embargo, fue una pequeña victoria después de un fin de semana ocupado escuchando a docenas de migrantes contar sus dolorosas historias.

Hubo cientos de migrantes que han estado viviendo en las calles de Matamoros durante meses, muchos con sus hijos, expuestos a delitos, abusos, temperaturas extremadamente altas y condiciones insalubres. En los últimos días, los campistas también habían estado lidiando con fuertes tormentas de lluvia, lo que obligó a familias enteras a buscar refugio en otro lugar.

Los seis migrantes que se les permitió cruzar la frontera no eran la única población vulnerable, dijo Ruiz-Velasco. “Hay niños pequeños, hay personas embarazadas, hay muchas personas que no deberían ser parte de este programa”.

Fuente: Noticias de WBEZ




¿TE GUSTÓ ESTA NOTICIA?

Suscríbete a nuestra red social Telegram para que te mantengas informado de las noticias de Cuba en México y México en Cuba.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.