Cubanos en México

Sitio con noticias e información sobre cultura, espectáculos, deportes, economía, política y sociedad de y para la comunidad cubana en México y mexicanos o extranjeros interesados en Cuba.

Publican en México libro de escritor cubano sobre Vicente García

9 agosto, 2019

En el libro Vicente García un general de Céspedes, de Carlos Tamayo Rodríguez, publicado por el Frente de Afirmación Hispanista de México, 2019, se comprende cómo se aglutinan los mambises alrededor de la figura de Vicente García, pero a la vez cómo está arredrado ese sentir de la región, ese fuego del pecho que llamamos tuneridad, ímpetu guerrero que defiende su tierra hasta las últimas consecuencias.

Este libro cuenta con un prólogo de los investigadores holguineros Ángela Peña Obregón, José Abreu Cardet y José Novoa Betancourt. Texto que sin dudas toca desde sus matices elementos que hicieron mella en nuestras guerras de independencia como el regionalismo y el caudillismo.

Ese sentir fue percibido en todas las regiones cubanas, en cada una de ellas desde su singularidad. Cada jefe libertador con su perspectiva, conciencia de estar haciendo lo correcto. Hombres como Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo, Calixto García, Ignacio Agramonte, Salvador Cisneros Betancourt y Vicente García, entre otros, brindaron su valor y la fuerza de su machete a la lucha patriótica.

Muchos de ellos organizaron su dirección desde el exilio, probablemente existiera ya en algunos el dolor de la insularidad, esa forma de sentirse acorralado sin contar con las armas necesarias para la lucha, sin la manera de salir a buscar los medios para enfrentar al enemigo. El saberse insular tiene una manera de expresión diferente según el lugar donde esté situado el observador. Si el ser se encuentra dentro de la Isla o si desde fuera no logra penetrar a esta.

Lo nuestro tuvo su significación y la sigue teniendo en esta coyuntura. También en la comunidad se asume de forma consciente, en tanto existen rasgos comunes a los cuales se responde desde la colectividad, mientras otros elementos distintivos acercan a grupos y familias, puesto que en ello se ven reflejados. Está relacionada, además, con el conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elemento cohesionador dentro de un grupo social y su cultura y que actúan como sustrato para que los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento de pertenencia.

Es este libro de Tamayo Rodríguez un vehículo que nos lleva a conocer la forma de actuar de Vicente García, pero también los motivos que lo llevaron a insubordinarse sin intención de ello, con la única manera de no saber rendirse, de no doblar la rodilla ante el enemigo. Y cómo los tuneros lo siguen en la lucha por defender lo que sentían suyo.

Es este un ejemplar valioso que ayudará a conocer otra arista del sentir de nuestros caudillos, texto que contribuirá a vindicar la imagen del mayor general Vicente García, sostenido por el autor con argumentos históricos, pues las virtudes del prócer imponen una revalorización de su personalidad.

Tal vez, con este libro y su fuerza emotiva, que llegará a lectores de numerosos países -gracias al nivel de promoción del Frente de Afirmación Hispanista- se logre que en el futuro se encuentre dentro del plan de desarrollo, hacer un mausoleo que guarde los restos de Vicente García; también el de otros hombres de estirpe que escoltarán su carruaje camino a la posteridad.

El autor de este libro aboga por que se pierda el miedo a Vicente García. Maritza Batista expresa sobre la identidad individual: Puede decirse, entonces, que todo individuo tiene su propia identidad, como la tiene su grupo y en ello radican las semejanzas que puedan existir desde la individualidad, al colectivo y sociedad, semejanzas que acontecen en el tiempo o de alguna manera pueden sufrir transformaciones, por lo que resulta interesante apreciar cómo se renuevan elementos identitarios con el tiempo y el espacio que se habita. (2)

Es Las Tunas una ciudad donde el sentido de pertenencia sitúa a su adalid en la primera línea de combate. Se colige que la desinformación influyó en los desencuentros de los líderes mambises. En más de una ocasión fueron nombradas dos personas para ocupar el mismo cargo.

El libro está compuesto por varias partes o capítulos, tiene como preámbulo un poema de Odalys Leyva dedicado a Vicente García, luego una nota a la segunda edición del libro Miedo a Vicente García, por Miguel Díaz Nápoles, un exordio a cargo de Hernán Bosh Carralero. Está compuesto por varios capítulos: “La estatua del parque”, “Un patriota de polémicas razones”, “Vamos, florecilla, al museo”, “Identifican los restos óseos del mayor general Vicente García”, “La casa natal de Vicente García”, “Fragmento del Diario del mayor general Vicente García”, “Epílogo” y “Adenda”, así como una iconografía del patricio, una foto de la camagüeyana Brígida Zaldívar Cisneros (esposa de Vicente García) y otra de Tomasa Varona González (patriota y poetisa tunera, prima hermana de nuestro adalid). Reúne esta excelencia a Francisco Muñoz Rubalcava (patriota y poeta santiaguero, gestor de las conspiraciones que originaron la guerra del 68, que además integró la oficialidad de Vicente), el teniente coronel José Manuel Capote (destacó en la Toma de Las Tunas) y el general Julián Santana (de origen canario, que vino a Cuba en 1851, participó con Joaquín de Agüero en el movimiento tunero que apoyó a Narciso López). Concluye este texto con un apéndice del historiador de la ciudad de Las Tunas, Victor Marrero Zaldívar: “Mayor General Vicente García, León de Santa Rita”.

En el Centenario de la Toma de Las Tunas, el doctor Armando Hart Dávalos expresó de Vicente García: Él murió unido a la gran causa de los humildes de su tierra. Él  murió unido a la causa de los pobres de Cuba, la causa de la independencia de la Patria y de la abolición de la esclavitud.

Esta plaza y este monumento que se levanta en el corazón de su ciudad natal y el recuerdo imperecedero del pueblo cubano, es un atributo que la posteridad guarda a los que en tan adversas condiciones supieron enfrentar la muerte por defender el ideal de la independencia y la igualdad social entre los hombres.

Se agradece a Carlos Tamayo Rodríguez este nuevo libro, suceso cultural donde la tuneridad emerge y se une a lo más egregio de nuestras luchas libertarias.

1. Ernesto Rodríguez Chávez: “Notas sobre la identidad cubana en su relación con la diáspora”, en revista Temas, No. 28, nueva época, 2002, p. 47.
2. Maritza Batista Batista: “Significación y aportes al desarrollo cultural de Las Tunas en la segunda mitad del siglo XX”, 2006, p. 23. (Inédito).

Fuente: Periódico 26




¿TE GUSTÓ ESTA NOTICIA?

Suscríbete a nuestra red social Telegram para que te mantengas informado de las noticias de Cuba en México y México en Cuba.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.