Rincon de Cuba

Imágenes, recetas de comida y cócteles de Cuba

Castillo del Morro San Pedro de la Roca

morro-sc

Entre los pintorescos sitios de la caribeña ciudad de Santiago de Cuba, se encuentra el legendario Castillo de San Pedro de la Roca ó Castillo de El Morro, como popularmente se identifica, con casi 365 años de fundado y declarado en julio de 1988 como Patrimonio de la Humanidad.

Sus orígenes se remontan al proceso de conquista y colonización española en Cuba, durante la segunda década del siglo XVI, cuando se comienza a plantear la necesidad de construir fortalezas militares. Los antecedentes más antiguos de defensa en la Isla pueden hallarse en la Real Cédula del 13 de abril de 1513, en la cual se hacía entrega a Diego Velásquez, de la alcaldía y tenencia de la fortaleza de la villa de la Asunción.

En 1515 los oficiales reales de la isla de Cuba, Cristóbal de Cuellar y Andrés de Duero, informaban haber elegido un sitio en un punto de Santiago de Cuba para fundar la Villa, en la cual edificarían la Casa de Contribución y una buena fortificación. Santiago de Cuba, tuvo un lento desarrollo en cuanto al sistema de defensa. En 1639 puede hallarse el primer gran proyecto para construir en la bahía santiaguera una excelente fortaleza militar. Por esta época, Pedro Roca de Borja informó al Rey de España, de la elección e inspección del punto más propicio para levantar la edificación.

El siglo XVIII puede llamarse como la época de oro de las fortalezas militares en Cuba. Pues, a pesar de haberse construido en años anteriores algunas edificaciones militares tan majestuosas como La Fuerza, El Morro y otros menores como al estilo de La Muralla –todas en La Habana- y otros proyectos y realizaciones en las bahías de Matanzas y Santiago de Cuba. Cabe destacar, que en ese período se modernizaron las ya existentes, acorde con los avances de la estrategia militar para las fortalezas, mientras se sumaron otras como Jagua, La Cabaña, Atares y El Príncipe por sólo citar las más relevantes. En la segunda mitad del siglo XVIII, se amplían las relaciones comerciales entre Cuba y la Metrópoli, como consecuencia del auge de las construcciones militares; de España se enviaban a la colonia desde ladrillos hasta comestibles y tejidos, de ahí, que las investigaciones históricas destaquen que de 1764 a 1780 entraran en la Isla más de 15 millones de pesos, cifra que brinda idea acerca de la circulación monetaria dentro y fuera del país.

Mucha historia encierra el Castillo de El Morro, que a lo largo de más de 360 años, fuera reconocido por sus extraordinarios valores históricos y arquitectónicos, así como también por ser el ejemplo más vasto y completo de los principios de ingeniería del renacimiento en el Caribe. El Morro es para los santiagueros, turistas nacionales y extranjeros un sitio obligado de visita, donde se conjuga la historia colonial con los acontecimientos históricos contemporáneos.

morrosc1

Allí, a partir de 1997, se revive su esplendor con los trabajos iniciales en su reparación cuyo principal objetivo está dirigido a rescatar todo ese complejo defensivo como parque histórico y cultural. En sus instalaciones, también se rehabilita un museo cuyas salas recogen los principales acontecimientos vinculados con la batalla naval de Santiago de Cuba, episodio de la guerra hispano-cubano-americana en 1898, así como también fotografías vinculadas con los sucesos del Maine, los jefes militares españoles y norteamericanos, el almirante Pascual Cervera y el vicealmirante Sampson y los planos de las defensas costeras y baterías de El Morro.

Actualmente, en horas de la tarde, con la puesta del sol, se escucha el retumbar de un cañón, que perpetúa la rebeldía y orgullo revolucionario del pueblo cubano. Con ese alto reconocimiento la UNESCO honra a la añeja urbe caribeña y sus habitantes, quienes tienen el compromiso de velar por siempre con celo este sitio y preservarlo para las futuras generaciones.

Comenzó su restauración en el año 1962 e inaugurado como Museo el 23 de julio de 1978. Un año después el 25 de diciembre, fue declarado Monumento Nacional y por mantener sus valores patrimoniales, históricos, culturales y se considero un modelo único de la arquitectura renacentista en el Caribe, fue inscripto por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, unido a su sitio histórico, el 6 de diciembre de 1997.

Tomado de: http://www.cubatravel.cu
Foto: Pedros, Wolfg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.