Rincon de Cuba

Imágenes, recetas de comida y cócteles de Cuba

Iglesia y Convento-Hospital San Juan De Dios

 

El convento hospital de San Juan de Dios, con su correspondiente iglesia, en cuyo altar mayor se encuentra la Santísima Trinidad con figura humana del Espíritu Santo, que es la única en Cuba y la segunda en Hispanoamérica. Su entorno lo constituye la Plaza de San Juan de Dios.

Las primeras noticias de la iglesia y convento de San Juan de Dios datan de 1687 y 1692 en documentos relacionados con enterramientos que hablan de la ermita de San Juan de Dios o de Nuestra Señora de la Asunción respectivamente. En mayo de 1731 el prior del hospital habanero de San Juan de Dios, Joseph Díaz Ponte, reconoció ser fundador del convento hospital de Nuestra Señora de la Asunción de la villa de Puerto Príncipe, con lo cual queda probada la denominación de la iglesia. Se ubica en la Plaza de San Juan de Dios.

Se presume que las obras de construcción o mejoras del hospital de San Juan de Dios debieron comenzar en 1700. De esta fecha se tienen referencias de obras de carpintería, como una tarima y ventana. En 1728 este hospital -único para hombres en el interior de la Isla-, comenzó a prestar servicios.

La construcción del templo actual comenzó en 1736 y en 1755 ya estaba concluida. Para esta fecha el obispo dejó oficialmente formalizada la orden hospitalaria de San Juan de Dios, independientemente de que muchos miembros de la misma radicaban en la villa desde finales del siglo XVII.

El templo de San Juan de Dios es uninave. Conserva el antiguo ambiente enfatizado por el piso de ladrillos, techo de armadura de madera y tejas de barro, y los retablos de madera.

Su fachada principal fue modificada entre los años 1847-1848 al ser reconstruida su torre lateral, esta vez a eje con su única puerta principal, lo cual la dotó de una marcada simetría. La torre está formada por cuatro cuerpos y rematada por una pequeña cúpula semicircular. Solo en los extremos presenta pilastras adosadas rematadas con un pequeño volumen rectangular terminado en pirámide, composición que se repite en lo alto de la torre.

El segundo nivel de dicha torre y remate de la fachada está flanqueado por dos aletones curvos, y en su centro presenta un eje de simetría enfatizado por un pequeño óculo elíptico, el acceso principal, la mayor de las ventanas, el vano que sostiene la campana y el pequeño vano de medio punto que lo corona.

Se le atribuye un tímido barroquismo por el movimiento de los cuerpos entrantes y salientes de su portada, molduras curvas de los sencillos aletones y el óculo elíptico, así como la influencia de lo hispano mudéjar en el techo de armadura de par y nudillo con tirantes y cuadrales pareados que lo cubren.

Su portada lateral también presenta el antiguo esquema de composición del siglo XVIII con indicios de que pudo haber sido reconstruida en el siglo XIX, caracterizado por un pórtico de frontón triangular con un nicho en su interior y remates en los vértices.

En su interior pueden observarse cinco altares con retablos de madera y esculturas. En el altar mayor destaca una representación antropomórfica de la Santísima Trinidad realizada en madera preciosa.

Bajo el piso de su altar mayor permanecen los restos mortales de sus benefactores Gaspar Alonso Betancourt Cisneros y su esposa Angela A. Hidalgo Agramonte, al igual que la señora María de la Trinidad Cisneros conocida como la Capitana o la Coronela debido a la graduación militar de su esposo, la cual hizo donación en 1792 de la interesante imagen de la Santísima Trinidad que preside el altar mayor del templo.

El patio conventual es muy agradable. Presenta galerías formadas por una arquería de medio punto en planta baja y arquería carpanel en planta alta, con entrepisos de madera y cubierta por un techo de madera y tejas criollas, que culmina con el tradicional alero de tornapunta.

Un significativo hecho histórico tuvo lugar en este antiguo conjunto el 12 de mayo de 1873, al ser asistido en la galería de la planta baja del convento el cadáver del camagüeyano Ignacio Agramonte y Loynaz, Mayor General del Ejército Libertador cubano luego de ser depositado por las tropas españolas en dicho sitio. El sacerdote Manuel Martínez Saltage y “el Padre Olallo” de los hermanos hospitalarios de la orden de los juaninos, asistieron y limpiaron el rostro de tan venerado patriota, al cual se le rindieron honores póstumos en el interior del convento antes de ser llevado a quemar.

En el año 1987 fue rehabilitado el Convento-Hospital por la arquitecta María Herminia Olivera Hernández y 7 años más tarde, en el 2004 se restaura la iglesia a cargo del ingeniero Miguel Avalos Macia.

Actualmente, después de albergar varias funciones, en el ex-hospital radican el Centro Provincial de Patrimonio del Ministerio de Cultura y el Centro de Estudios de Conservación de Centros Históricos y Patrimonio Edificado de la Universidad de Camagüey.

Tomado de: Portal Camagüey
Fotos: Pyza, Alberto Quiros

1 comentario en “Iglesia y Convento-Hospital San Juan De Dios

  1. Intereso conocer la historia del Hospital de Remedios en 1882/1883. Si conservan el libro de fallecidos por epidemias de fiebre amarilla.

    Soy de Gran Canaria, Agüimes . en 1882 FUE la inmigración canaria. Tienen bibliografía ?. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.