Rincon de Cuba

Imágenes, recetas de comida y cócteles de Cuba

Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas

Instituto-Matanzas

En el siglo XIX destaca en la ciudad de Matanzas la figura del doctor Manuel Francisco García quien fuera juez, vicario y maestrescuela, fue él quien por primera vez se preocupó por el establecimiento de la enseñanza superior en Matanzas y gracias a sus gestiones el 14 de septiembre de 1839 se inauguran los cursos de la Cátedra de Filosofía, los que fueron la base del Instituto de Aplicación.

El 24 de mayo de 1864 el gobernador general de Cuba, Don Domingo Dulce Garay, dispuso el establecimiento del Instituto de Aplicación, previamente analizados los informes presentados de los directores de las escuelas profesionales y del Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana, y que sería sostenido económicamente por el Ayuntamiento y depender directamente del gobierno superior. Para ingresar al instituto los alumnos debían tener los 9 años cumplidos y realizar un examen de las materias de la enseñanza elemental.

El instituto se inauguró el 10 de octubre de 1864. Se expedían los títulos de Agrimensor, Perito Tasador de Tierra, Perito Mercantil, Perito Químico y Perito Mecánico.

Asignaturas

Las asignaturas que abarcaba el curso era amplia, entre ellas estaban: Aritmética razonada, Álgebra, Nociones de Topografía, Geometría, Trigonometría, Historia, Física, Dibujo Lineal, Teneduría de Libros, Química Aplicada, Geografía y Geografía Estadística Comercial, Mecánica Industrial, Nociones de Historia Natural, Economía Política y en cuanto a los idiomas: Inglés y Francés.

El instituto se regiría por el reglamento de los establecimientos de segunda enseñanza, pues desde su inauguración se tuvo en mente la ampliación del mismo y su conversión a un Instituto de Segunda Enseñanza, por lo que su vida como instituto de Aplicación fue efímera solo duró un año. En julio de 1865 se añaden nuevas asignaturas al plan de estudios: Gramática, Latín, Griego, Historia Sagrada y Religión, Psicología, Lógica y Moral, es con la introducción de estas asignaturas que el instituido comienza realmente a ser de segunda enseñanza, para ese entonces el local era el de la calle Río #25, pero pudo funcionar muy poco tiempo.

Cierre del Instituto

Al estallar la Guerra de los Diez Años en 1868, el Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas contaba solo con 150 alumnos, su local estaba en Milanés y Zaragoza y el claustro de 17 profesores, en los años venideros la matrícula fue decreciendo hasta que en 1871 dado por la reacción española ante la guerra fueron clausurados los centros de segunda enseñanza y los archivos son trasladados al instituto de La Habana, es cerrado el 15 de septiembre de 1871.

Reapertura y modificaciones

El 1 de octubre de 1883 se reabren las puertas del Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas, en un local de la calle Medio y una matrícula de 110 alumnos, de ellos solo 48 aprobaron los ejercicios de grado, entre ellos se encontraba Domingo Russinyol Molins quien sería posteriormente en distintas etapas profesor, secretario, vicedirector y director del centro.

El sostenimiento del plantel estuvo a cargo del estado hasta 1892 en quedó encargado del mismo la Diputación Provincial y en el año 1895 le fueron añadidas dos cátedras: Dibujo Lineal y Dibujo Natural y contaba además con un Museo de Historia Natural contaba con colecciones de caracoles y plantas y ejemplares valiosísimos de la fauna y flora de Cuba.

Desde sus inicios se fomentó la creación de la biblioteca en 1885 aparece consignada en el presupuesto del centro una asignación para la misma. A finales de 1898 el Doctor Eduardo Díaz Martínez concibió la idea de reabrir la Biblioteca Pública de Matanzas y anexarla al instituto, lo que fue aprobado por la Diputación Patriótica y fue nombrado bibliotecario Carlos Manuel Trelles, quedaría situada en los bajos del propio instituto, que por esa época era en la calle Jovellanos No. 4.

Durante la etapa de la primera intervención militar norteamericana en Cuba ocupó el cargo de la Secretaría de Instrucción Pública el doctor José A. González Lanuza, quien reforma el plan de estudios suprimiendo las asignaturas: Historia de España y Religión y se agregan: Instrucción Cívica, Historia de América, Historia de Cuba y Ejercicios Calisténicos y la edad de ingreso fue fijada en 12 años, este plan estuvo vigente hasta 1900 .

En 1900 a petición del doctor Enrique José Varona, Secretario de Instrucción Pública, se introducen nuevas modificaciones: tres cursos de Matemáticas, tres cursos de Gramática y Literatura Castellana, Inglés o Francés, Geografía e Historia Universales, Física, química, Nociones de Cosmología, Introducción a la Biología, Historia Natural, Lógica, Nociones de Psicología, Enseñanza Cívica e Introducción a la Sociología y como complemento provisional se crearon la Escuela de Agrimensura y el Curso Preparatorio.

Entre 1900 y 1903 se desarrollaron cursos para maestros primarios, cursos que se desarrollaban a fin de establecer en cada instituto provincial una Escuela Pedagógica. En 1903 el instituto se traslada del local de la calle Jovellanos hacia el edificio situado en la esquina de Milanés y Santa Teresa, el mismo que años más tarde ocuparía el colegio de La Luz, poco después de instalado en su nuevo edificio el señor Eduardo Díaz, director por 19 años, fue sustituido por el Doctor Domingo Russinyol Molins, el 11 de abril de 1904.

Inst_Matanzas

Creación de un nuevo edificio

Durante el gobierno del general Mario García Menocal, en 1917, se realizan algunas obras educacionales tales como Escuelas Normales para Maestros y las Escuelas del Hogar, es en este período cuando se dan los primeros pasos para la creación de un edificio adecuado para el Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas, proyecto que fue discutido y aprobado, se convocó a un concurso que gana el ingeniero Iglesias.

La dirección de la obra estuvo a cargo del ingeniero y arquitecto Mario Bernardo Lens Díaz, quien fuera alumno del centro graduado en 1906. La dirección del instituto fue autorizada a proponer modificaciones al proyecto original el cual resultó ligeramente ampliado, el terreno escogido se hallaba en la manzana comprendida entre las calles Dos de Mayo, Milanés, Contreras y América, finalmente el 1 de mayo de 1921 se inauguró el nuevo edificio, en ese curso la dirección estuvo compuesta por:

Director: Domingo Russinyol Molins
Vicedirector: Juan C. Escobar
Secretario: José Quirós

Es en esta década donde se cimienta la tradición deportiva que obtendría frutos a través de varias décadas.

Luchas estudiantiles en el machadato

Durante el período 1925 a 1935 el instituto sería escenario de la participación estudiantil en la vida política del país aunque la dirección y el claustro del instituto no adoptó una línea uniforme, no todos mantuvieron una actitud digna frente al gobierno de Gerardo Machado.

El curso 1925 a 1926 fue el primero bajo este gobierno y en este año Julio Antonio Mella jugó un papel decisivo al frente del estudiantado cubano, las acciones de Mella tuvieron su eco en los estudiantes del instituto los que el 15 de diciembre de 1925, imposibilitados de usar el Aula Magna, decidieron acudir en manifestación al Centro de Veteranos, también participaron veteranos y pueblo en general, este mismo día pero en horas de la mañana los estudiantes del instituto realizaron otra manifestación al frente de la cual marchaban la Directiva del centro y muchachas estudiantes, en la que se demandaba la libertad de Mella.

Una expresión de alto nivel en la lucha estudiantil lo constituye la creación del Directorio Estudiantil de Matanzas integrado por estudiantes de la Escuela Normal para Maestros y del instituto, los que llevaron a cabo un grupo de tareas en contra del gobierno de Machado, lo que llevó a la clausura del instituto y la caída del tirano.

Un grupo de profesores estuvo suspendido de empleo y sueldo durante la clausura del instituto, una vez restituidos a sus cargos y percibidos los haberes correspondientes a la época de suspensión, acordaron costear una reja de hierro que se instalaría a lo largo de todo el frente del edificio y parte de los costados, con una puerta ornamental.

Durante la huelga general de 1935, el director del instituto Mario González señala en un claustro la imposibilidad de continuar desarrollando las labores académicas por la falta de garantías para profesores y estudiantes y quedan suspendidas las clases por diez días, la cual es prorrogada coincidiendo con la actitud de los educandos que ya se habían declarado en huelga indefinida. Después de las agitadas luchas estudiantiles contra Machado el instituto de Matanzas atravesará una fase de relativa tranquilidad desde 1936 hasta 1951.

Ampliación del edificio

El 11 de abril de 1946 se dio inicio a las obras de ampliación y reconstrucción del centro, se autorizó a la construcción de un estadio, equipos para el mismo y un amplio edificio para la cátedra de Educación Física, además un aula en el tercer piso , muro exterior al campo de deportes, instalación de una verja al frente, zócalo de marmolina gris en el pórtico, pasamanos de mármol para la escalinata, construcción de aceras y jardines, despacho del Secretario y Archivo, traslado de la biblioteca, adaptación del antiguo despacho del Secretario para salón de la Asociación de Alumnos, salón para los profesores, pulimento para pisos, adaptación de locales para laboratorios de Biología y Museos, pintura del edificio, construcción y reparación de las plataformas de las aulas, otras reparaciones menores.

En mayo de 1947, Alberto Tió Schweyer es nombrado director, en ese año aparece el primer número de la revista del instituto editada por el claustro de profesores, contenía variedad de artículos y fue de vida efímera, sólo circuló ese primer ejemplar.

Premios estudiantiles

Ya desde el claustro del 13 mayo de 1946 quedó establecido el premio Juan Gualberto Gómez, creado según resolución aparecida en la Gaceta Oficial y le fue otorgado ese curso a Pedro Oliver Labra, al año siguiente a Rosa María Rodríguez Pascual, quien años más tarde desempeñara la jefatura de la cátedra de Física del instituto.

Luchas estudiantiles después de 1952

Entre el 10 de marzo de 1952 y el 31 de diciembre de 1958 el Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas reeditaría las brillantes jornadas revolucionarias de la lucha contra Machado, alcanzaría momentos importantes, hechos de la historia de Cuba y los jóvenes del centro ocuparon un lugar cimero en ellos.

El 14 de marzo de 1952, las autoridades conocían que se trataba de tomar planteles secundarios y establecieron una vigilancia policial en la Escuela Normal para Maestros, Escuela de Comercio, Escuela de Artes Plásticas, Instituto de Segunda Enseñanza y otras, y ante esta situación el claustro determina cerrar la actividades docentes el 18 de abril, pero el centro estuvo bajo vigilancia hasta el 29 de abril.

A mediados de junio tuvo lugar la Invasión Constitucional y Matanzas fue escenario destacado, el día 11 de junio un grupo de jóvenes trabajadores y estudiantes universitarios de la Federación Estudiantil Universitaria, entre los que estaba José Antonio Echeverría, fueron detenidos por el vivac y puestos a disposición del Tribunal de Urgencia, acusados de distribuir proclamas, al día siguiente las protestas se hicieron públicas y el Tribunal de Urgencia se vio obligado a ordenar la libertad de los detenidos.

Para el sábado 14 de junio estaba programado el acto de juramento de la Constitución el Parque de La Libertad en horas de la noche, pasadas las 8 de la noche los estudiantes hicieron su entrada en el parque de La Libertad cantando los himnos Nacional e Invasor y portando una mesa con la bandera cubana y sobre ella un ejemplar auténtico de la Constitución de 1940, al intentar la policía detener a los jóvenes se produce un altercado pero los estudiantes continuaron con su actividad y en esta primera sesión nocturna suscribieron la Constitución 2300 ciudadanos, a los que le fue entregado un comprobante al jurar lealtad a la ley fundamental de la República.

El domingo 15 de junio en horas de la mañana la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y el Directorio Estudiantil Revolucionario del Instituto de Matanzas (DERIM) así como otras representaciones de centros de segunda enseñanza concurrieron en peregrinación al El Morrillo para recordar a Guiteras y por la noche la Invasión Constitucional se trasladó al parque de La Libertad para continuar tomando juramento al pueblo, llegando a obtenerse 4155 firmas.

En 1953 se celebraron dos importantes eventos juveniles: el Congreso Martiano en Defensa de los Derechos de los Jóvenes Cubanos y La Conferencia Internacional por los Derechos de la Juventud, el primero tuvo lugar los días 26 y 27 de enero de 1953 en el Palacio de los Yesistas en La Habana y fue precedido de reuniones municipales y provinciales su temática central giraba en torno al reclamo de la juventud cubana de disfrutar de: trabajo, estudio, práctica de los deportes y al ejercicio de las libertades democráticas, de este congreso se desprendió un pliego de reivindicaciones el cual sería presentado en La Conferencia Internacional por los Derechos de la Juventud a la cual iría una delegación presidida por Raúl Castro, en ambas actividades estuvieron presentes el estudiantado del Instituto de Segunda Enseñanza pues a principios de 1953 apareció en la prensa un llamamiento de distintos sectores juveniles exhortando a la participación en Congreso Martiano en Defensa de los Derechos de los Jóvenes Cubanos y La Conferencia Internacional por los Derechos de la Juventud.

El 13 de febrero de 1953 fallecía Rubén Batista joven estudiante universitario herido en los sucesos relacionados con la profanación al busto de Mella, en honor a él se suspendieron las clases al mediodía del propio día 13 en las fachadas de la Escuela Normal, Escuela del Hogar, Escuela de Comercio y en el instituto aparecieron crespones de luto. El local del instituto fue ocupado por los jóvenes el día 13 y en la noche ocuparon la Escuela Normal.

Cuando el 26 de julio de 1953 la Generación del Centenario asalta el Cuartel Moncada el camino para la solución queda delineado, en ese camino el curso 1953-1954 se inicia con serios disturbios en el instituto. El 17 de septiembre el director del centro dictó una resolución mediante la cual impedía a un grupo de estudiantes matricularse en el instituto como consecuencia el día 19 de septiembre la policía rodeó el centro para impedir las protestas, 14 estudiantes acusados por el director fueron encausados por el Tribunal de Urgencia, 8 encarcelados y seis liberados por ser menores de edad.

Los días 6 y 7 de octubre el estudiantado se declara en huelga, exigiendo no solo la libertad sino el respeto a la autonomía universitaria, las pruebas eran muy débiles y quedan en libertad, correspondió a Ricardo Guerrero Valdés conducir las riendas del Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas durante esta etapa de lucha estudiantil contra Batista, siendo este desde su primer mandato como director enemigo del movimiento estudiantil, criticado por parte del claustro de profesores es sustituido provisionalmente por Elio Leiva Luna, al rumor de que el Doctor Guerrero sería ratificado los estudiantes fueron nuevamente a la huelga.

El 27 de noviembre los estudiantes realizaron la tradicional peregrinación hasta la casa de Carlos Verdugo, a poca distancia del Cuartel_Goicuría, en esta marcha participaron además dirigentes de la Federación Estudiantil Universitaria y jóvenes ortodoxos matanceros.

Una airada protesta estudiantil tuvo lugar el día 24 de marzo en Santiago de Cuba, reclamando mejoras para los centros de segunda enseñanza, esta ciudad fue declarada por 48 horas ciudad muerta estudiantil, debido a los atropellos y excesos de la fuerza policíaca contra los estudiantes, por este motivo el día 30 de marzo se declaraban en huelga los centros de segunda enseñanza de la capital provincial y el instituto de Cárdenas, pasado un mes el Instituto, la Normal y la Escuela de Comercio cierran sus aulas, hasta que en abril se oyen sus pedidos y se llega a un entendimiento.

En abril de 1955 los estudiantes matanceros serían uno de los baluartes principales de la lucha por la liberación de los asaltantes al Moncada, constituyendo el Comité Pro-Amnistía Política, se convocó a un mitin por la radio local, el cual fue suspendido por las autoridades. Además este mismo año se conmemoraba el vigésimo aniversario de los sucesos de El Morrillo, los estudiantes del instituto organizaron en los terrenos deportivos esta actividad en la que intervinieron: José A. Echeverría, presidente de la FEU, y José Smith Comas, las fuerzas represivas intentaron ocupar los amplificadores de audio pero se encontraron con una firme oposición de parte de los estudiantes solo con los gases y numerosos disparos lograron disolver el acto, en él fueron heridos numerosos estudiantes que se atendieron en la Casa de Socorros por el doctor Julio Font Tió , entre los heridos graves estaban: José Venegas Valdespino, José A. Echeverría y Fructuoso Rodríguez.

Después de la agresión, la policía ocupó el centro procediendo a hacer un registro general entregándolo por último a su director el doctor Casals. En octubre de 1955 los estudiantes aunaron sus esfuerzos a las luchas de los obreros rayoneros, quienes luchaban por demandas laborales y contra la situación existente en el país, a esta protesta se unió además la huelga de los obreros portuarios, los ómnibus urbanos circulaban con la presencia de un agente represivo en cada uno, los cines no ofrecían funciones, las imprentas pararon sus actividades, se ofrecieron declaraciones de protesta por los colegios de Abogados, de Maestros, de Periodistas, y otros la represión fue intensa pero los rayoneros mantuvieron su huelga y ante esta actitud los centros de segunda enseñanza permanecieron inactivos durante esos días, la protesta cívica alcanzó su máxima expresión el 28 de octubre cuando en horas de la noche al presentarse a tocar, en el parque La Libertad, la Banda del Ejército este quedó desierto al retirase el público.

El 13 de marzo de 1956 se produce el asalto al palacio presidencial como consecuencia los centros de segunda enseñanza se declaran en huelga durante varios días, el día 25 se reanudan las clases en la mayoría de los planteles pero los estudiantes del instituto la prosiguieron demandando la destitución del director Jorge Casals Llorente.

Las huelgas se sucedían constantemente y finalmente el 30 de abril la dirección estudiantil del centro determinó la clausura del curso 1956-1957. Dos meses después en julio de 1957 los matanceros se estremecían ante el asesinato del joven maestro René Fraga Moreno muerto a mansalva en la barriada de Versalles, su sepelio se transformó en una gran manifestación revolucionaria del pueblo que lo acompañó hasta el cementerio.

El curso escolar 1957-1958 estuvo marcado por la lucha revolucionaria de los jóvenes, no solo los centros públicos de segunda enseñanza, sino los privados fueron al paro, incorporándose las escuelas primarias superiores y la Escuela Profesional de Periodismo. El 9 de abril, las fuerzas revolucionarias de Cuba convocaron a todo el pueblo a una huelga general, para la cual estaban programadas varias acciones, muchas de ellas se llevaron a cabo, en esta huelga cayeron balaceados tres jóvenes matanceros: José A. Pérez Vidal (Polito), Juan Ripoll García y Julio Ruffin Hoyos, siendo el muro del instituto el escenario del holocausto. Ya para los meses finales de 1958 el instituto de Matanzas suspendió totalmente sus actividades.

Después del triunfo de 1959

Con el triunfo revolucionario se dan una serie de transformaciones que el instituto no es ajeno a ellas, la gran efervescencia popular encontró eco en profesores y estudiantes, no obstante poco a poco y abruptamente después se fueron marcando las diferencias y la lucha de clases se desarrolló en el centro con todo vigor.

Desde el 12 de enero hasta el 20 de septiembre se sucedieron varios directores en el instituto hasta Mireya González Ginoris que estuvo en el cargo por espacio de dos años, algunos profesores confundidos y otros insatisfechos renunciaron a sus cátedras, así como algunos actos subversivos por parte de elementos reaccionarios, a fines de 1962 ante la difícil situación por la que atravesaba el instituto de Segunda Enseñanza, la Dirección Provincial de Educación decidió intervenir el centro asumiendo la dirección del mismo la doctora Silvia Nereida Jiménez y como secretaria Berta García, y es en esta etapa donde se suceden varias transformaciones que lo colocan a la altura de los nuevos tiempos.

Transformaciones después de 1960

Al producirse el triunfo revolucionario en enero de 1959 existía el Plan Remo que abarcaba 5 años de estudio y graduaba Bachilleres en Ciencias y Letras.

En el curso 1961-1962 se implanta un plan de estudio de tres años de estudio: grado décimo, onceno y duodécimo, posteriormente el grado décimo pasó al nivel secundario, quedando el preuniversitario con los grados onceno y duodécimo hasta que se le añadió el grado decimotercero que estuvo impartiéndose hasta el curso 1976-1977, finalmente en el curso 1977-1978 el plan de estudios regresa a comprender los grados décimo, onceno y duodécimo.

Otra de las transformaciones fue la inclusión de los Plenos Estudiantiles concebidos como una asignatura más, en la que se abordaba cuestiones referentes al estudio, la vida económica, política y laboral del país. Desde el curso 1963-1964 comenzó a funcionar el bachillerato nocturno convirtiéndose a partir de 1965 en la Facultad Obrero Campesina Julio Antonio Mella.

El 28 de enero de 1960 surge la Asociación de Jóvenes Rebeldes y el 4 de abril de 1963 adoptó el nombre de Unión de Jóvenes Comunistas, organización que tuvo entre sus filas muchos de los mejores estudiantes del instituto. En esta época se constituye mediante un proceso eleccionario la Unión de Estudiantes Secundarios la cual es presidida inicialmente por Ismael Rodríguez y secretario organizador y posteriormente presidente Ligio Barrera.

En el curso 1966-1967 se constituye la Brigada Frank País que agrupaba a los trabajadores docentes en brigadistas y activistas mientras que la Brigada José Antonio Echeverría aglutinaba a los estudiantes que en 1970 se transforma en la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM).

Aportes importantes del centro

En fecha tan temprana como el 8 de abril de 1959 un grupo de alumnos constituyó un Comité pro Reforma Agraria con el objetivo de colectar fondos para la campaña nacional para la adquisición de implementos agrícolas.

En 1961 al organizarse la Campaña Nacional de Alfabetización el centro hizo su aporte en profesores como alumnos, que se ubicaron en Ciénaga de Zapata, Pinar del Río y Niquero. Cuando se produce el ataque mercenario a Playa Girón en abril de 1961 los alumnos del instituto de Matanzas dieron el paso al frente incorporándose directamente a la defensa de la patria, el instituto fue declarado centro estratégico y acondicionado para recibir heridos y se organizaron guardias permanentes.

El instituto tuvo una destacada participación en el Censo de Población y Vivienda trabajando fundamentalmente en la enumeración realizada en la ciudad de Matanzas. Los festivales mundiales de la juventud y los estudiantes han contado con la presencia de estudiantes del instituto matancero, en los celebrados en Finlandia y Berlín.

Una de las transformaciones más relevantes operadas en el sistema de educación cubano ha sido la vinculación del trabajo con el estudio, comienza en el curso 1964-1965 el plan la escuela al campo, dando así participación en las labores agrícolas a los estudiantes de la enseñanza media superior, principalmente el instituto fijó sus campamentos en Ceiba Mocha, Limonar y Colón.

Monumentos del centro

En el centro existen los monumentos de Claudio Dumás Franco, Emilio Blanchet Bittón, Julio Antonio Mella, monumento erigido por profesores y alumnos en 1960 dedicado a cinco mártires matanceros: José Luis Dubrocq, Enrique Hart Dávalos, Miguel Sandarán, René Fraga Moreno y Armando Huau Secades

Actualidad

El Instituto de Segunda Enseñanza, hoy Preuniversitario José Luis Dubrocq, el nombre que ostenta es el de un joven formado en las más sólidas tradiciones de lucha del instituto, quien devino como estudiante modelo y revolucionario ejemplar, se mantuvo hasta el curso 1983-1984 en pleno funcionamiento como centro urbano de segunda enseñanza, a partir del curso 1984-1985 fue centro secundario hasta el curso 2010-2011 en que ha vuelto a reabrir sus puertas como parte de las transformaciones educacionales en Cuba, con capacidad para unos 600 estudiantes de la enseñanza media superior, ese inmueble también acoge a los educandos de una Escuela Secundaria Básica Urbana y a los estudiantes del programa Pre Pedagógico.

 

Fuente: Ecured

Fotos: elbuzo1 /matanzascuba.org



7 Comentarios en “Instituto de Segunda Enseñanza de Matanzas

  1. TAMBIEN FUI ALUMNO DEL PREUNIVERSITARIO DUBROQ EN LOS ANOS 1969 – 1971 EXCELENTE CLAUSTRO DE PROFESORES Y GRATOS RECUERDOS

  2. De 1916 a 1924 Salvador Massip fue profesor del Instituto y desde su aula comenzo a transformar la enseñanza de la Geografía en Cuba. Enseñó nociones del Ciclo Geográfico, de William Morris Davis (EEUU), entonces lo más avanzado del pensamiento geográfico universal, mucho antes de que se hablara de ello en cualquier otra parte de América Latina. Introdujo las clases prácticas de campo, enseño a los estudiantes, por primera vez, las terrazas marinas de Matanzas. Su experiencia aquí para extenderla luego a la enseñanza universitaria. Massip influyó en la enseñanza de la Geografía en Latinoamérica y sus primeros aportes fueron precisamente en el Instituto de Matanzas, del cual habló siempre con gran respeto.

  3. De 1916 a 1924 Salvador Massip fue profesor del Instituto y desde su aula comenzo a transformar la enseñanza de la Geografía en Cuba. Enseñó nociones del Ciclo Geográfico, de William Morris Davis (EEUU), entonces lo más avanzado del pensamiento geográfico universal, mucho antes de que se hablara de ello en cualquier otra parte de América Latina. Introdujo las clases prácticas de campo, enseño a los estudiantes, por primera vez, las terrazas marinas de Matanzas. Más tarde extendió su experiencia en Matanzas a la enseñanza universitaria. Massip influyó en la enseñanza de la Geografía en Latinoamérica y sus primeros aportes fueron precisamente en el Instituto de Matanzas, del cual habló siempre con gran respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.