Rincon de Cuba

Imágenes, recetas de comida y cócteles de Cuba

Finca El Abra

Ubicada en los pies de la Sierra de Las Casas en el Municipio de la Isla de la Juventud, es adquirida por José María Sardá el 26 de octubre de 1868; la misma adquiere relevancia histórica cuando a finales de 1870, vive en ella un tiempo José Martí Pérez, nuestro Héroe Nacional, al serle conmutada la pena de prisión, tras hechos calificados de infidencias por el gobierno español ocurridos en la Habana, en casa de los Valdés Domínguez, frecuentada por Martí, quién junto a su gran amigo Fermín, es enjuiciado y condenado posteriormente a prisión.

En Abril de 1870, Martí es conducido al presidio de La Habana a cumplir la condena por 6 años en una sección de las canteras de San Lázaro, denominada “La Criolla”, de donde era concesionario y maestro de obras José Ma. Sardá; Don Mariano Martí, padre de nuestro Apóstol, llega a solicitarle a Sardá que interceda por su hijo a quien la débil complexión física, la tortura del grillete, las quemaduras de los ojos producidas por el polvo de la cal van quebrantándole la salud; conmovido ante tal situación, Sardá intercede ante el gobierno español y logra finalmente que la condena sea conmutada al joven, a quien traslada bajo su garantía personal a su finca El Abra.

En la finca permanece dos meses y cinco días, ocupando la primera habitación del segundo cuerpo que formaba la residencia, en este lugar Martí restablece en gran medida su salud.

El 15 de enero de 1871 es deportado hacia España, donde será operado dos veces a causa de las secuelas que dejaron las cadenas en su cuerpo, allí no alienta odios, sino reclama independencia y justicia. Deja amigos y toma cultura: Licenciado en Derecho Civil y Canónico y Licenciado en Filosofía y Letras, defendidos con notas sobresalientes en Zaragoza. Allí contó con el aliento humano y el apoyo económico del compañero de la juventud Fermín Valdés Domínguez, junto al cual fuera juzgado.

En el año 1943 llega a la Isla de Pinos ( hoy Isla de la Juventud) un Juez nombrado Waldo Medina; en una de sus visitas para conocer el territorio, se encuentra el sitio parcialmente destruido a causa del ciclón que azotó a Cuba en 1926 y preocupado ante esta situación se dio a la tarea de unir fuerzas y recursos junto a un grupo de pineros, quienes crean el denominado Patronato Pro-reconstrucción de la casa de El Abra, el 13 de Agosto de 1943; después de varios esfuerzos, con el apoyo de los miembros del Patronato y de algunos presos del Presidio Modelo, la habitación que ocupó Martí, quedó terminada como Museo martiano e inaugurado el 28 de Enero de 1944. El mismo fue declarado Monumento Nacional el 28 de Enero de 1981.

Fuente: Patrimonio cultural
Foto: Aldo Mederos



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.