Sabías que

Vínculos de Cuba y México

“El Indio” Fernández y su esposa cubana Gladys Fernández

Boda en Cuba de El Indio Fernández y Gladys Fernández

En 1941 “El Indio” Fernández –Emilio Fernández Romo- a la edad de 37 años viajó a Cuba huyendo de México por la muerte provocada con un disparo suyo al técnico Juan Grandjean, a raíz de una disputa entre ellos, durante la filmación de la película Con los dorados de Villa.

Durante su estancia en Cuba conoció a Gladys Lucila Fernández Iduate, una joven delicada y fina que recién había cumplido los 15 años y sería su primera esposa; fruto de esta relación nació su primera hija Adela Fernández y Fernández.

“El Indio” Fernández conoció a Gladys “Una tarde, como tantas otras, decide salir a lucirse por El Malecón, vestido con un traje de lino blanco. Allí se topó con Gladys Fernández, una bella muchacha que le trastornó desde el primer momento. Gladys iba acompañada por dos de sus hermanas en la hora de las chicas bonitas, al atardecer con su luz baja tan favorecedora, la hora en la que El Malecón se convierte en un hervidero”.

“El Indio” seducido por la belleza de Gladys consiguió convencer a su familia para llevársela a México, pero el padre de Gladys le puso como condición que su hija tenía que salir casada de Cuba. Y así fue como El Indio Fernández formalizó su matrimonio con Gladys Fernández el 12 de julio de 1941.

Y como la policía en México no siguió el caso de la muerte del técnico Juan Grandjean, “El Indio” regresa a su país sin inconvenientes, acompañado de su primera esposa cubana Gladys Fernández.

De vuelta a México, nació el 6 de diciembre de 1942, Adela Fernández y Fernández -la hija de ambos- quien tuvo como padrinos de bautizo al matador Pepe Ortiz y a su esposa Guadalupe Gallardo.

El Indio Fernández con su hija Adela Fernández

El matrimonio duró pocos años porque “El Indio” empezó a despreciarla y maltratarla, provocando la ruptura, para así estar sin ataduras en sus frecuentes aventuras y sobre todo intentar conquistar a Dolores del Río, que había vuelto a México después de triunfar en Hollywood.

Gladys Fernández, se va y deja atrás a su hija Adela retenida por “El Indio” Fernández, y no se volvieron a ver hasta que Adela cumplió los 9 años y aunque Gladys la reclamó, se quedó viviendo con su padre hasta la edad de 16 años que decidió escapar de la casa.

Luego la separación, “El Indio” tramó que le retiraran a Gladys la nacionalidad mexicana y que la expulsaran del país, sin lograrlo. Gladys, se volvió a casar en México con Enrique Alvelais, un médico militar; vivieron en Chihuahua y tuvieron tres hijos, Gabriela, Cecilia y Enrique.

Adela Fernández, atraída por las artes con las que coexistió mientras vivió en casa de su padre, creciendo entre escenarios de cine y recibiendo a artistas, pintores, músicos, escritores, actores y políticos que desfilaban por la casa, y más tarde con amigos propios se inclinó por la literatura destacándose entre sus obras cuentos, poesías, libros de antropología, cultura e historia mexicana, la biografía de su padre, una semblanza de su hija Atenea, el libro Híbrido, en los que reflejó rasgos de su vida, así como guiones para cortometrajes Claroscuro y Cotidiano surrealismo, los que también dirigió. Y cuenta que a principio de los años sesenta estableció una cálida relación con su mamá Gladys y sus hermanos comentando de su madre que “le gustaba cantar zarzuelas, el arte ruso, el ballet, las óperas, la literatura. Compartí todo eso con ella, cantaba muy bien, sobre todo zarzuelas”.

Adela Fernández

Emilio “El Indio” Fernández murió el 6 de agosto de 1986 de un infarto cardíaco a la edad de 82 años; Gladys Fernández en 1998 a causa de un cáncer y Adela Fernández falleció el 18 de agosto de 2013 a causa de una obstrucción intestinal.

Con información de Fronterad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.