Sabías que

Vínculos de Cuba y México

Silvia Pinal, la bella mexicana

Por Leonardo Depestre Catony

Silvia Pinal en la película Viridiana de Luis Buñuel

Perteneciente a una generación posterior a la de María Félix y Dolores del Río, Silvia Pinal representa una larga época dentro de la cinematografía mexicana e integra junto a las citadas el trío de las actrices más famosas del cine de ese país.

Como celebridad al fin, su nombre y ficha biográfica pueden hallarse en las enciclopedias, que no siempre están de acuerdo respecto al año de su nacimiento, porque en ocasiones se fija el de 1931 y en otras el de 1932, según parece con más probabilidad el primero. Cualquiera sea el correcto, lo inobjetable es que a sus condiciones para la actuación, sumó una belleza cautivadora.

Muy joven inició su carrera en el cine, con la cinta Bamba, de 1948, a la que siguió El pecado de Laura. También se le asocia con los grandes actores cómicos del cine mexicano, pues aparece junto a Cantinflas (Mario Moreno) en El portero, y junto a Tin Tan (Germán Valdés) en El rey del barrio y La marca del zorrillo.

El gran éxito de Silvia Pinal, el que le da reconocimiento consagratorio como actriz, sobreviene con la película Un extraño en la escalera. La filmación de esta cinta la trae a Cuba en los meses de marzo y abril de 1954, donde se ruedan algunas escenas, aunque sucede que la mayor publicidad se centra en la figura masculina, nada menos que Arturo de Córdova, actor popularísimo en Hispanoamérica.

Silvia Pinal con Arturo D Córdova en la película Un extraño en la escalera

Aquella primera visita —a la cual, no obstante, el semanario Bohemia consagra varias páginas de un fotorreportaje en que Silvia despliega toda su belleza— se diluye en medio de intenso trabajo, si bien deja una impronta visual admirable, que perdura.

Sin embargo, entrevistada por el cronista de esta publicación, pese a mostrarse siempre sonriente, expresa su reticencia a la pose meramente decorativa, y deja sentado que su propósito es ser considerada ante todo en su condición de actriz.

Muchas veces Silvia

Después llegarán otros muchos filmes para Silvia: Desnúdate Lucrecia, de 1957, Las locuras de Bárbara (1958), Pubis angelical (1958), Charleston (1960), Maribel y la extraña familia (1961)… Tres filmes bajo la dirección de Luis Buñuel son decisivos en su carrera internacional: Viridiana, de 1961, que gana en el Festival de Cine de Cannes; El ángel exterminador, de 1962, y Simón del desierto, de 1965.

Las décadas del 50 y 60 marcan para Silvia el período de madurez interpretativa y de celebridad más allá de las fronteras mexicanas, pues filma con importantes productores y revela ser mucho más que un elegante rostro en la pantalla.

De aquellas fechas se citan además Estrategia matrimonial (1966), Arma de dos filos (1967, dirigida por Sam Fuller), Divinas palabras (1976)…

Ganó cuatro premios Ariel, el más alto galardón cinematográfico que se confiere en México, uno de ellos honorífico, a la totalidad de su trayectoria artística.

Por segunda vez en La Habana, Silvia Pinal es ahora no solo la actriz, también la empresaria que invitada por la empresa comercial CONTEX, de Cuba, llega con su oferta de productos en provechoso intercambio de intereses  y novedades.

Representante de los cosméticos Jenesse, permanece tres días en La Habana a finales de mayo de 1987, en conversaciones de negocios. Se interesa por los productos derivados de la placenta, utilizados para el tratamiento de la piel y los cabellos; también recorre nuevos y viejos lugares de una ciudad que debe resultarle abundante en nostalgias al cabo de 33 años de ausencia.

Se reúne con periodistas y admiradores en la Casa de Modas La Maison y comenta que en La Habana ha conversado con su amigo el escritor Gabriel García Márquez, de quien se apresta a interpretar uno de sus cuentos.

Casi cuatro décadas en los primeros planos de la cinematografía la autorizan para ser, cuando menos, un capítulo de la historia viva del cine mexicano.

Fuente: www.cubacine.cu



5 Comentarios en “Silvia Pinal, la bella mexicana

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Yo me recuerdo que Silvia Pinal actuo en la T.V. Cubana en los anos 50’s y tuvo mucho exito. Era preciosa y tenia una figura espectacular. Ademas era muy simpatica y sencilla.Ella estuvo casada con un cubano, su primer esposo, el actor Rafael Banquels

  3. Silvia Pinal es nuestra Diva, la sentimos tan nuestra, Silvia ha estado presente y con exito arrollador en todo el cine,teatro, la radio, la televisión, la politica, empresaria. luchadora de derechos humanos etc etc, Silvia Pinal es nuestra dva en México

  4. despues de María felix y dolores del Río Silvia Pinal es nuestra diva la queremos es una mujer cercana es una lider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.