Pedro Vargas en La Habana

Pedro Vargas con la bailarina cubana Sonia Calero

Pedro Vargas con la bailarina cubana Sonia Calero

Por: Josefina Ortega

Cuentan que de joven, el cantante mexicano Pedro Vargas soñaba con ser torero, hasta que un buen día un novillo le dio tan grande revolcón, que le quitó para siempre el deseo.

Cierta o no esta historia, el Tenor de las Américas, como se le llamó, pertenecía a esa clase de artista que nunca necesitó recurrir a poses ni a excesos para conquistar el favor del público.

Hombre de pocas palabras en la escena, sin embargo, su frase de: “Muy agradecido, muy agradecido y muy agradecido”, con la que terminaba sus presentaciones, se hizo muy familiar en Cuba, adonde volvía una y otra vez para gusto de sus admiradores.

Pedro Vargas visitó por primera vez La Habana en 1933 acompañado por Agustín Lara y Ana María Fernández. Aquella fue también su primera gira al exterior. Aquí compartió con Ernesto Lecuona y otros destacados artistas del patio, a quienes impresionó gratamente por su registro vocal y otras cualidades.

En esa oportunidad, sin embargo, apenas pudo cantar pues el viaje coincidió con la época más violenta de la lucha contra la tiranía de Gerardo Machado.

Pero… hay hechos que no están escritos, y ese fugaz encuentro con Cuba del joven moreno, fornido y de rasgos muy mexicanos, fue, sin duda, un amor a primera vista. Llegó incluso a vivir aquí en algunos momentos de su vida.

Dueño de una voz privilegiada, Pedro Vargas se dedicó en particular a la canción amorosa, y cultivó el bolero con especial preferencia. En Cuba no sólo recibió el aplauso del público y la crítica, sino también, la acogida de nuestros mejores artistas que lo consideraron como uno de los grandes de la música popular del mundo de habla hispana.

Muestra inolvidable de esta hermosa relación son las grabaciones que el mexicano hizo a dúo, en el estudio dos de CMQ, con nuestro Bárbaro del Ritmo, Benny Moré.

Años y años han pasado y los boleros Solamente una vez, de Lara; La vida es un sueño, de Arsenio Rodríguez; Perdón y Obsesión, de Pedro Flores, en las voces de esas dos grandes figuras, son considerados como joyas indiscutibles de nuestro cancionero.

Benny Moré y Pedro Vargas

Benny Moré y Pedro Vargas

El mexicano consideraba a Benny Moré como un genio de la música. Y así lo reconoció a un periodista: “Cuando grabamos juntos, como sé leer música, escribí la partitura suya y la mía, y le dije: Benny está es tu parte, y para mi sorpresa, respondió: Maestro, yo no sé leer eso. Empiece usted que yo le sigo.”

“Y así se grabaron estos duetos que hicieron historia en el panorama musical latinoamericano.”

Ya en Ciudad de México, – donde siguió los estudios de canto- , debutó profesionalmente en 1928, en la ópera Cavallería Rusticana. Por cierto, se dice que entre el público que en esa ocasión colmaba el Teatro Esperanza de la capital azteca, se encontraba su futura esposa, con la que se casaría dos años después, y procreara cuatro hijos, ninguno cantante.

No tardó mucho el artista en abrazar definitivamente la música popular. Cuentan que a raíz de su éxito en la canción ranchera, su maestro de canto, Alejandro Cuevas, le retiró el saludo con el reproche de que México había perdido un gran cantante de ópera.

Pedro Vargas junto a Sol Pinelli en el programa radial Estrellas en la tarde, a finales de la década de los años cincuenta en Cuba.

Pedro Vargas junto a Sol Pinelli en el programa radial Estrellas en la tarde, a finales de la década de los años cincuenta en Cuba.

Pedro Vargas comenzó a ser famoso en los años treinta. El favor del público por la canción Flor de Liz le dio el modelo para desarrollar lo que sería después su principal característica: el dominio de la media voz.

Intérprete predilecto de Agustín Lara, lo llevaron al éxito canciones suyas como Mujer, Imposible, Señora tentación, El organillero y Solamente una vez.

En 1936 realizó su primera gira sudamericana, que habría de lanzarlo a la popularidad continental.

Dicen que la canción Mujer lo hizo el hombre más popular de Brasil; y en Argentina, cuando estrenó Porteñita, de su propia inspiración, fue llevado en hombros por las calles de Buenos Aires.

En sus 60 años de vida artística, interpretó obras de casi todos los grandes compositores románticos de América Latina, desde José Alfredo Jiménez, hasta Frank Domínguez y Armando Manzanero.

Muchos fueron los homenajes que recibió en vida este grande de la música de Nuestra América, quien falleció en Ciudad de México, el 30 de octubre de 1989.

Tenía 85 años y vocalizaba tres veces por semana. Con él se iba una de las leyendas de la canción latinoamericana del siglo veinte.

Mucho contribuyó Pedro Vargas a internacionalizar las obras de nuestros compositores.

Número que grabara se convertía de inmediato en un éxito, a pesar de su forma inalterable de interpretar los boleros, lo que le valió el sobrenombre de El samurai de la canción.

Sus discos se vendían en grandes cantidades en todos los mercados del continente. Cantó casi siempre en español. Su voz se grabó desde el disco de 78 revoluciones por minuto, hasta el disco compacto de láser.

En el aniversario 25 de su vida artística, se le rindió un homenaje en la capital cubana, ciudad a la que mucho amó y le cantó Habana de mi amor, del autor cubano Armando Oréfiche.“En ese homenaje por los 25 años de su debut como cantante, debía estar yo – contó el maestro del bolero, Luis Marquettí-, pero, los organizadores del acto no me avisaron. Al conocer el porqué de mi ausencia, el cantor mexicano dijo: Marquetti no puede faltar en este encuentro de autores cubanos”.

“Y él mismo mandó a buscarme. Fue así como esa noche pude departir con él y otros músicos en el hotel Presidente, del Vedado. Pedro siempre me consideró mucho, y por supuesto, admiraba y cantaba mis canciones.”

Pedro Vargas participó en numerosas películas. La primera, como actor, fue en 1936. Se tituló Los chicos de la prensa, donde cantó precisamente Flores negras, del cubano Sergio de Karlo, que se convirtió en importante éxito.

Frank Sinatra dijo de él. “No respira cuando canta”.

Poco antes de morir, con más de ocho décadas, el Tenor de las Américas confesó en una entrevista: “Mucha gente me pregunta cómo hago para estar como estoy y no marchitarme ni como hombre, ni como artista. Lo que sucede es que nací para cantar y esa es mi vida.”
Los cubanos no lo olvidan.

Tomado de: http://www.habanaradio.cu

Enviar artículo a un amigo Enviar artículo a un amigo

10 respuestas a “Pedro Vargas en La Habana”

  1. arturo dice:

    felicidades, es un placer exquisito leer las anecdotas de los mexicanos en Cuba, pais al que amamos desde lo mas profundo de nuestro corazón, ojalá puedan incorporar a más personajes mexicanos.

  2. Roberto Garcia dice:

    Muy buenos datos de Pedro Vargas y las fotos mejor aun , no las habia vistos nunca.
    Dejame agregar que Pedro Vargas no solo visito nuestro pais en varias ocasiones entre ellas 1933 , 1937, 1942,1948, 1950,1955 , 1958….Alla en 1955 fue condecorado con la Orden Carlos Manuel de Cespedes.
    Es el cantante mexicano que mas canciones cubanas grabo , hasta un LP completo de canciones de Miguel Matamoros.Sin contar las tantas otras desde Julio Brito , Alfredo Brito , Bobby Collazo , Sergio de Karlo , Luis Marquetti , Osvaldo Farres ,Rene Touzet…
    Lo acompaño entre otros la Orquesta de Alfredo Brito , Enrique Gonzalez Mantici , Adolfo Guzman , trio Antillano , Bobby Collazo , Julio Gutierrez , Ernesto Duarte……
    Y tambien tenia su apartamento en La Habana , en el Edificio Somellan , Piso 19.
    Por todo eso y su calidad como cantante fue muy querido.
    Fuentes:
    http://www.myspace.com/musicuba
    Roberto Garcia

  3. NataliaB dice:

    Muchisimas gracias por hablar tan bien de un mexicano. Había estado buscando un artículo justamente como el tuyo, me haz sido de gran ayuda. Saludos a ti y a todos los cubanos qe han sido nuestros colegas de toda la vida.

    Natalia Bermejo, 18 años, Mérida Yucatán México

  4. Dcubanos dice:

    Estimada Natalia
    En D’cubanos nos proponemos hacer una recopilación de artículos publicados en otros medios, que muestren los vínculos y relaciones de Cuba y México en todos los ámbitos sociales, culturales e históricos.
    Este artículo fue escrito por Josefina Ortega y publicado con anterioridad en un medio social de Cuba.
    Gracias por su comentario y esperamos seguirle proporcionando información de su interés.
    Saludos

  5. silvio iván bendaña dice:

    He escuchado muchas grabaciones de Pedro Vargas y en ninguna muestra dotes de ser un tenor operático. Se le habría dañado la voz después de cantar en Cavalleria Rusticana. Objetivamente, dígamen alguien en qué canción emite un si bemol al menos, que es una nota aguda que cualqueir tenor puede emitir.

  6. Enrique dice:

    Silvio Ivan, fijate que yo tuve esa misma duda y analize algunas de sus canciones con un software que mostraba la frecuencia, y justamente esa fue la nota mas alta que detecte. Fue en un disco compacto que tengo de el, de grabaciones de 1932 a 1935. Ahorita estoy oyendolo justamente, pero ya no cuento con el software y no se que cancion es. Oye, pero tambien lo que pasa es que el decidio cantar unas notas mas abajo, cuando ya decidio incursionar en la musica popular. No es que precisamente no alcanzara las notas.

  7. Rodame Ramirez dice:

    Pedro Vargas fue muy querido y admirado en Cuba, la cual visito muchisimas veces y creo que hasta habia comprado alguna propiedad que el gobierno de Castro le embargo cuando triunfo la Revolucion cubana en 1959. Para nosotros los cubanos, Pedro Vargas fue uno de nosotros y sabemos que amo muchisimo a Cuba, al igual que Jorge Negrete y Libertad Lamarque

  8. Rodame Ramirez dice:

    Les agradeceria que le dedicaran una pagina a Jorge Negrete, que tanto amo a Cuba y los cubanos lo adoramos, a pesar de los anos que hace que fallecio.El actuo muchisimas veces en Cuba, creo que desde 194o hasta dos anos antes de fallecer, con rotundo exito y multitudinarias presentaciones. El ayudo mucho a los artistas cubanos que llegaban a Mexico siendo el Presidente de La ANDA. Incluso actuo una vez gratuitamente en Cuba que fue azotada por un huracan y cancelo un contrato en Puerto Rico para viajar a nuestra Isla y dar un concierto en el Teatro Nacional de La Habana, donde actuaron todas las grandes figuras de Cuba y de otros Paises. Que Dios lo acompane siempre!

  9. Rodame Ramirez dice:

    D’Cubanos, le agradeceria que incluyeran en esta pagina, tan maravillosa, a Libertad Lamarque que tanto amo a Mexico como a Cuba, y actuo muchisimas veces en nuestro Pais hasta 1958. La Novia de America se lo puso un periodista cubano en su primera visita a Cuba en 1946. Su exito fue arrollador y fotos de esa epoca lo atestiguan. Gracias

  10. Jose Antonio dice:

    Un hombre de tanta popularidad como Don Pedro Vargas,era ,a la vez,estricto y a la vez amable en su trabajo.Pues es cierta la anecdota de la grabacion que hizo con el Benny en Cuba,donde Benny le dice que no sabe leer musica,que empezara ,que el lo seguia.Lo que no se dice es que Don Pedro se iirito mucho,pues,al llegar nuestro Barbaro del Ritmo rayando la hora de empezar a grabar,pues no habia tiempo de ensayar,y Don Pedro le dijo horrors,a lo que el Benny solo bajaba la cabeza,y respondia…”si,Don Pedro;es verdad,Don Pedro;soy un desastre,Don Pedro,me disculpo…”Y luego fue lo de la partitura.Y siempre recuerdo a ese anciano cantando a duo con Julio Iglesias el tema “Felicidades”,y,aun tenia tanta voz,que opacaba a Julio Iglesias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sabías que

Sabías que